MITOLOGÍA

pieza mes marzo

El Banco Central del Ecuador inició operaciones el 10 de agosto de 1927 dentro de un proceso de cambio y transformación en el país a raíz de la Revolución juliana de 1925.  En este marco, presentamos como pieza del mes a la primera emisión de papel moneda del Banco Central del Ecuador de 1928, que forma parte de la colección del Museo Numismático de Quito.

 

En esta ocasión, te contamos sobre el interesante proceso de preparación y debate que se dio en el seno del naciente Directorio del BCE desde el mes de mayo de 1927 para la tan esperada primera emisión. En estas reuniones se discutieron varias propuestas presentadas por la nombrada “comisión de billetes” del BCE, considerándose los proyectos de varias casas impresoras, de las cuales fue seleccionada la American Bank Norte Company (desde ahora ABNC). Entre los debates principales del proyecto de la nueva emisión estuvieron los referentes al tamaño, diseño, color y cantidad de billetes a ser emitidos.

Sobre el tamaño de los billetes se dio una interesante discusión que planteó en un principio la posibilidad de unificarlo, sin embargo el Directorio del BCE no lo consideró pertinente argumentando que “la gente del pueblo está acostumbrada a distinguir, en parte, las diferentes denominaciones por los tamaños correspondientes, la Comisión estima conveniente que cada denominación sea de un tamaño diferente” (Informe de la comisión de billetes y monedas, presentado al Directorio del Banco Central del Ecuador, 30 de mayo de 1927. Libro 1, p. 264).

 

En cuanto a los colores también surgió un debate sobre si el reverso de todos los billetes debía ser “amarillo color de oro” asemejandose a los billetes americanos conocidos como “gold certificates”, para denotar que todos los billetes serían convertibles en oro o en giros de oro. Sin embargo, se consideró de igual forma que con el tamaño, que la gente del pueblo estába acostumbrada a identificar los billetes de acuerdo a distintos colores. En ese sentido, se resolvieron los siguientes colores: “billetes de s/. 5 – colorados; billetes de s/. 10, azules; billetes de s/. 20 – cafés; billetes de s/. 50 – verdes; billetes de s/. 100 – amarillos” (Informe de la comisión de billetes y monedas, presentado al Directorio del Banco Central del Ecuador, 30 de mayo de 1927. Libro 1, p. 266).

 

El diseño de los billetes de cinco y diez sucres fue un motivo de intensa discusión para agosto de 1927 y es que se proponía que, a los diseños presentados por la ABNC, se incluyeran alegorías locales como por ejemplo “de la agricultura interandina, o de la vista de algún volcán ecuatoriano, o un cóndor, para la una categoría; y para la otra, una alegoría de la agricultura tropical” (Sesión del 2 de agosto de 1927. Acta Nro. 50. Libro 2. P. 94). Posteriormente se propone simplemente que en los billetes de cinco y diez sucres se coloque una viñeta alusiva en el de cinco a la agricultura de la zona templada y para los de diez sucres una alegoría de la agricultura de la zona tórrida (Sesión del 4 de agosto de 1927. Acta Nro. 52. Libro 2. P. 101).

 

Finalmente, en noviembre de 1927, la comisión de billetes presidida por Luis N. Dillon decidió que las viñetas de todos los billetes obedecerían a las elegidas en un principio de acuerdo con los modelos presentados por la ABNC, mencionando que:

(…) no sólo costaría más caro sino que exigiría bastante tiempo para su realización.- En vista de la urgencia que tenemos de billetes, haciendo uso de la autorización que me conferísteis en la sesión del 4 de agosto, y de acuerdo con casi todos los Directores que no habían salido aún de Quito, resolví que la impresión se hiciera de conformidad con el pedido primitivo, desistiendo, en consecuencia, de emplear el paisaje escogido. (Sesión del 9 de noviembre de 1927. Acta Nro. 6. Libro 2. Pp. 283)

Así, la impresión fue ordenada por un total de ciento diez millones de sucres, siendo la primera remesa para emisión por solo por cincuenta y cinco millones de sucres (Informe de la comisión de billetes y monedas, presentado al Directorio del BCE, 30 de mayo de 1927. Libro 1, p. 266). Se conoce que la emisión debía ser embarcada por el primer vapor que saliera de New York después del cinco de diciembre y que los billetes estuvieron ya disponibles a inicios de enero de 1928 (Sesión del 9 de noviembre de 1927. Acta Nro. 6. Libro 2. Pp. 283).

 

De esta manera, la primera emisión de billetes del BCE se compone por cinco denominaciones: 5, 10, 20, 50 y 100 sucres que cuentan con viñetas de alegorías que corresponden al catálogo general presentado por la ABNC.

Así, el billete de 5 sucres corresponde a una alegoría de la agricultura de las zonas templadas con la representación de la diosa Ceres según la mitología romana y Démeter de la mitología griega, que se encuentra en posición sedente, portando en su cabeza una girnalda de hojas de viñedos. Entre sus atributos están las espigas símbolo de fecundidad y la hoz símbolo de la cosecha.

En el billete de 10 sucres se presenta una alegoría de la agricultura de la zona tropical y la fecundidad. Podemos observar una representación de una figura femenina que probablemente alude a Ceres o Démeter. Entre sus atributos se pueden observar el gesto de fecundación del suelo con sus semillas, mientras que porta un canasto, luciendo un pecho destapado símbolos de fecundidad.

 

El billete de 20 sucres corresponde a una representación alegórica del comercio y la industria textil. En en el centro del billete se observa la representación de una figura femenina que alude probablemente a Atenea, diosa griega que al estar representada con el huso para el hilado se la conoce también como patrona de las hilanderas. Según el catálogo de la American Bank Note Company, esta alegoría se encuentra dentro de la categoría del comercio y la industria de textiles (Griffiths 1958, p.52).

En el billete de 50 sucres por su parte podemos observar como viñeta principal una alegoría al comercio y al trabajo. La figura femenina representada probablemente alude a Aequitas, que en la mitología romada es la diosa del comercio justo y los comerciantes honestos. Los atributos del yunque y el globo terráqueo podrían denotar el comercio mundial y el trabajo. Esta alegoría está inspirada probablemente en la obra de arte titulada "L'Art et la Littérature" fue realizada por William-Adolphe Bouguereau en 1867.

Finalmente, en el billete de 100 sucres podemos observar en la viñeta principal  la alegoría del comercio internacional, con una figura femenina que probablemente personifica al comercio al estar representada con una rueda alada y un globo terráqueo, aludiendo al transporte, la velocidad y el progreso mundial.

 

Datos técnicos:

Primera emisión de papel moneda, Banco Central del Ecuador, 1927-1938, American Bank Note Company. Colección Museo Numismático BCE

Referencias:

Archivo Histórico del Banco Central del Ecuador. Informe de la comisión de billetes y monedas, presentado al Directorio del Banco Central del Ecuador, 30 de mayo de 1927. Pp. 263 – 272. Libro 1 1927.

Archivo Histórico del Banco Central del Ecuador. Sesión del 16 de mayo de 1927. Acta Nro. 3. Libro 1, 1927. Pp. 70 – 71; 156 – 157; 212 -214.

Archivo Histórico del Banco Central del Ecuador. Sesión del 2 de agosto de 1927. Acta Nro. 50. Libro 2. Pp. 88 – 95

Archivo Histórico del Banco Central del Ecuador. Sesión del 4 de agosto de 1927. Acta Nro. 52. Libro 2. Pp. 100 – 105

Archivo Histórico del Banco Central del Ecuador. Sesión del 9 de noviembre de 1927. Acta Nro. 6. Libro 2. Pp. 282 – 295

Fernández, Olaya. “El hilo de la vida: diosas tejedoras en la mitología griega”. Feminismo/s. N. 20 (dic. 2012). ISSN 1696-8166, pp. 107-125

Griffiths, William. (1958). The story of American Bank Note Company. New York: William E. Rudge’s Sons.

Hoyos Melvin. (2019). Historia del papel moneda en el Ecuador. Guayaquil: Municipalidad de Guayaquil

 

 

 

 

 

Read 1387 times
Rate this item
(1 Vote)
INICIO   |   MUSEO   |   EDUCACIÓN   |   PUBLICACIONES   |   TIENDA   |     MI VISITA   |  CONTACTO

En cumplimiento a lo dispuesto en la Resolución Administrativa No. BCE-GG-001-2020, emitida por el Banco Central del Ecuador, comunicamos nuestra política para el tratamiento de datos personales. Para continuar navegando en este sitio debe aceptar los términos de la misma.

Política para el tratamiento de datos personales