LA NACIÓN IMAGINADA

pieza mes marzo

En el mes de junio, el Museo Numismático propone una reflexión sobre la “nación”, los símbolos y rituales que se encuentran detrás de este complejo concepto a través de la pieza del mes: la Banda Presidencial de Isidro Ayora que forma parte de la Colección del Museo Numismático del Banco Central del Ecuador. Esta prenda perteneció al presidente Ayora durante su mandato constitucional de 1929 a 1931.

 

El uso de bandas presidenciales es una tradición mayoritariamente extendida en América Latina y algunos países de África. En el caso de los países latinoamericanos es posible que provenga de las condecoraciones españolas de la Orden de Carlos III, que consistía en una banda de color blanco y azul que se otorgaba a los funcionarios civiles de la Corona, como virreyes o presidentes de las reales audiencias.

En el Ecuador, el uso de la banda presidencial fue adoptado por primera vez por Juan José Flores en 1830 con la creación de la República del Ecuador y su ejercicio como el primer mandatario. Hacia la segunda mitad del siglo XIX, en el periodo presidencial de Gabriel García Moreno, la confección de la banda presidencial fue encargada a las hermanas contemplativas de la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor y desde ese momento hasta la actualidad esta comunidad religiosa es la encargada oficial de esta labor.  

 

El uso de la banda presidencial, responde a las tradiciones inventadas que surgen con la nación y los nacionalismos en el siglo XIX. Antes de 1830, la ceremonia de la investidura presidencial y la construcción de este símbolo del poder y la nación, no existían. Para el historiador británico Eric Hobsbawn, la invención de las tradiciones por lo general tiene algunos presupuestos que las caracterizan: simbolizan la cohesión social, la pertenencia a un grupo, legitiman instituciones, estatus, relaciones de autoridad, o inculcan creencias o sistemas de valores (Hobsbawm 2002, 16).

 

La tela para la elaboración de las bandas presidenciales es muy fina, por lo general es tela de seda o terciopelo. En esta banda presidencial, podemos observar un trabajo muy meticuloso sobre el amarillo, azul y rojo de la bandera ecuatoriana, en la que se aprecia la leyenda bordada con hilos de oro: “Mi poder en la Constitución” y el Escudo Nacional en medio igualmente bordado con hilos de colores matizados; en el extremo, las borlas también elaboradas de hilos de oro. Se afirma que las bandas presidenciales contienen reliquias en algún lugar como un augurio y bendición al nuevo mandatario (El Telégrafo, 2021)

 

Esta banda presidencial, nos permite mirar una interesante representación de la nación, sus tradiciones y prácticas asociadas a los círculos de poder. El ritual de investidura dado en un espacio público y simbólico de los poderes del Estado es una muestra de ello, por ser el lugar en donde se legitima la autoridad y el poder del presidente electo ante la comunidad o la nación. Así, las prácticas y conceptos en torno a la nación y el nacionalismo surgidas con los estados modernos, van dejando de lado los antiguos conceptos de nación. Antes del siglo XIX, nación significaba sencillamente “la colección de los habitantes de alguna provincia, país o reino” y también “extranjero” (Hobsbawm 1998, 23).

 

Carlos Rivadeneira (fotógrafo). ca. 1929 -1931. Dr. Isidro Ayora. Colección particular: Julio Enrique Estrada Ycaza. Instituto Nacional de Patrimonio Cultural

 

La nación y las tradiciones que giran en torno a la misma son para algunos autores (Hobsbwam 1998, 2002; Anderson 1993) es imaginadas  “porque aún los miembros de la nación más pequeña no conocerán jamás la mayoría de sus compatriotas, no los verán ni oirán siquiera hablar de ellos, pero en la mente de cada uno vive la imagen de su comunión (Anderson 1993, 23).

 

Es por ello que, los himnos nacionales, las banderas, los símbolos y las imágenes son la “personificación” de la nación (Hobsbawm 2002, 13). En el caso de la banda presidencial,  su simbología impregnada en cada elemento (el escudo, el tricolor) es justamente parte de los artefactos que hacen posible la existencia de la nación y que poco a poco se ha ido naturalizando con el pasar del tiempo.

 

Las naciones como fenómenos modernos, casi siempre son construidas desde arriba o desde el poder, sin embargo para comprenderlas es necesario entender las prácticas desde abajo, las esperanzas, los anhelos, necesidades e intereses de quienes la conforman (Hobsbawm 1998, 18).

 

Resulta interesante así pensar sobre estos símbolos y prácticas como el uso y la estética de las bandas presidenciales en estos términos. ¿Qué simbolizan o cuáles son los significados en la actualidad para quienes conformamos la nación ecuatoriana? ¿De qué manera las tradiciones inventadas inciden en nuestras prácticas cotidianas y sentidos sobre la nación?

 

Datos técnicos:

Banda Presidencial del Dr. Isidro Ayora, 1929-1931, Tela e Hilos de Oro. Colección Museo Numismático BCE

Bibliografía:

Anderson, Benedict. 1993. Comunidades imagindas. Reflexiones sobre el origen y la difusión del nacionalismo. México: Fondo de Cultura Económica.

Banco Central del Ecuador. "Ficha técnica. Registro de bienes culturales. Banda presidencial ". inédito.

El Telégrafo. 2021. “Conoce la historia de la Banda Presidencial de Ecuador”. Enlace: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/actualidad/44/banda-presidencial-historia-ecuador

Hobsbawm, Eric y Ranger Terence (eds). 2002. La invención de la tradición. Barcelona: Crítica.

Hobsbawm, Eric. 1998. Naciones y nacionalismo desde 1780. Barcelona: Crítica.

 

 

Read 1014 times
Rate this item
(0 votes)
INICIO   |   MUSEO   |   EDUCACIÓN   |   PUBLICACIONES   |   TIENDA   |     MI VISITA   |  CONTACTO

En cumplimiento a lo dispuesto en la Resolución Administrativa No. BCE-GG-001-2020, emitida por el Banco Central del Ecuador, comunicamos nuestra política para el tratamiento de datos personales. Para continuar navegando en este sitio debe aceptar los términos de la misma.

Política para el tratamiento de datos personales